¿Cuándo es suficiente?

La evolución ha hecho que seamos la especie más destructiva del planeta. Desde el primer pensamiento empezamos a dejar de simplemente sobrevivir. Desde acumular comida hasta hacer un fuego. Obtenemos y acumulamos energía en diferentes formatos que consumimos bajo demanda en ocasiones por necesidad, y en otras, quizá en gran parte, por puro placer. El placer de vivir, por supuesto, pero nunca nos paramos a mirar el precio…

No podemos evitarlo. Los sentimientos y el raciocinio hacen una bonita mezcla explosiva y, creo que cada vez más, estamos hasta arriba de ambas. Asumir que somos efímeros no es nada sencillo desde un punto de vista irracional. ¿Quién no querría alargar la vida? ¿Comer cuando tienes hambre? ¿Beber cuando tienes sed? ¿Ver cuando no hay sol? Como os podéis imaginar la lista de preguntas podría ser eterna…

¿Cuándo es suficiente? Creo que esta pregunta es más difícil de responder que la mítica ¿de dónde venimos? y su inseparable ¿a dónde vamos?. Si si, en serio. Párate a pensar un par de minutos. ¿Cuándo es suficiente? 

Anuncios

Acerca de Enadan

http://about.me/enadan
Esta entrada fue publicada en Cajon desastre. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Cuándo es suficiente?

  1. Tio Luiso dijo:

    Bien. Hablas de precio.
    El problema, en efecto, es el precio. Pero dicho de una forma mucho más amplia. No el precio en euros que tiene un artículo. Eso no deja de ser una cuantificación que se ha realizado alguien para poder obtener un beneficio por la venta de un artículo respecto de un coste.
    Pero ese coste no solo es económico. Ese coste también es de muchos otros tipos. Sin embargo, el coste monetario es el único que pagamos nosotros de forma individual. Cuál es el coste del petroleo? aún hay reservas, pero van decreciendo. Cuál es el coste del agua? De los recursos minerales? Y de los animales y vegetales? Y cuando no queden?
    Mientras que la respuesta sea que nos encojamos de hombros y miremos para otro lado, el problema seguirá existiendo, seguirá estando encima de la mesa. Y estaremos relegando su resolución a que alguien coja el guante. En definitiva es a lo que nos han enseñado. De hecho, el origen de este problema no es de hace 2 días ni 2 años ni 2 siglos. Pero ha llegado a nuestra generación. Llegará a la siguiente?
    Nos han enseñado a que invariablemente podemos seguir expoliando a la gallina de los huevos de oro. Y el problema será de otro. El problema viene cuando eventualmente ya no podemos seguir expoliando la gallina. Ya no hay más huevos.
    Ejemplos hay muchos.
    El problema de la especulación con la vivienda. Cuando todos vivíamos en la bonanza no había problema. Siempre había algunos agoreros que decían lo que hoy sabemos que es de sentido común: Que esto no se mantiene de forma indefinida. Sin embargo, si contrapones unos beneficios personales inmediatos a unos problemas futuribles intangibles… Pues eso, todos lo han hecho. Ahora solo nos queda lamentarnos
    El problema de lo público. Cuando año tras año los gobiernos del PP y del PSOE nos han ido vendiendo que nos reducían los impuestos (aun siendo esto impreciso, dado que los impuestos que nos bajaban eran los directos, y nos subían en realidad los indirectos), no nos quejábamos. Aunque es de sentido común que con menos ingresos se pueden acometer menos gastos. Gastos que revierten en nosotros. Sin embargo, una vez más, el cálculo es: dinero que quitan de MI bolsillo para pagar los paros de 4 vagos que no quieren trabajar. O para acometer obras públicas como carreteras, escuelas, hospitales.
    El problema del fraude a hacienda. Todos, y digo todos sin excepción, intentamos pagar menos a hacienda. Algunos, dentro de los márgenes de la legalidad, se buscan fórmulas para desgravarse algo. Algunos no declaran algunas cosas más o menos gordas. Ahora, cuando se trata de cobrar, todos queremos, verdad?
    El resumen: No hay monedas de una sola cara
    P.S.: Empecé a escribir una respuesta, y me estaba yendo por los cerros de úbeda. Borré y reescribí, y ahora estoy más cerca de lo que quería… Aunque también me he ido por las ramas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s