Bye bye 2011…

Después de unos años teniendo la sana costumbre de hacer un pequeño parón aprovechando mi cumple para ver como han ido las cosas y reflexionar un poco por escrito sobre ello, este año “se me ha pasado”, así que aprovecharé para hacerlo hoy que ya se nos termina el año 🙂

Por donde empezar… la verdad es que a título personal no tengo queja. Ha sido un año bastante ajetreado y agotador, pero sin duda muy enriquecedor y divertido; dos mudanzas, mucho curro y como siempre millones de historias. Un año en el que lo más difícil (para mi, claro) ha sido luchar para no contagiarme del pesimismo que vuela a sus anchas por todo el mundo. Pero también ha sido un año en el que he conocido a gente realmente INCREÍBLE. Y por eso este año mi reflexión (y mi más profundo y sincero agradecimiento) va para todos ellos. Gente que no se queja, actúa. Con unas ganas increíbles de vivir, de exprimirlo todo al máximo para no dejar ni una sola gota sin saborear. Gente que va pintando sonrisas por donde quiera que vayan contagiando a los demás sus ganas de vivir. Me habéis enseñando tanto sin daros cuenta…

En serio, hace falta más gente así. Estoy cansado de la queja eterna, del pesimismo, de querer tenerlo todo sin estar dispuesto a pagar el precio que se merece. De la ausencia de sueños, de pasión, de ilusiones, de los “robots sociales”. Como dije hace tiempo creo que hay más crisis existencial que económica. Aires de grandeza que quieren cambiar el mundo empezando por los demás, cuando en mi opinión lo mejor para cambiar el mundo es empezar por cambiar nosotros mismos. Y dejar que ese cambio contagie poco a poco al micromundo que nos rodea y así, poquito a poquito…

¿Deseos para el 2012? Como diría un buen amigo conquense, “¡muchismos!”. Incluso me atrevería a decir casi con toda seguridad que demasiados, pero es que si no igual se me acaban a mitad de año y eso no puede ser, jejeje. Pero eso es para mi. Para vosotros…

Deseo que os olvidéis un poco de todo lo que está pasando y que le dediquéis tan solo unos minutos a pensar en vosotros. A cuidar, mimar y luchar por vuestros sueños. En aceptar que todo cambio empieza en uno mismo y que todos tenemos mucho que cambiar. En hacer lo que sea pero con ganas. ¡Pero con ganas de verdad! En descubrir vuestras virtudes y potenciarlas al máximo. En buscar lo que sea que os haga felices y no parar de luchar hasta conseguirlo. Nadie dijo que fuera fácil, lo sé, pero creo que merece la pena.

Da igual lo que hagas si lo haces con ganas, con pasión. Como dice Kase.O en uno de sus últimos temas recién salido del horno “Hay quien ejerce su derecho a las ataduras,
más para mi es obligación vivir sin mesura, hay que perder las composturas, y notar que la vida se nos sale por las costuras.” Y notar que la vida se nos sale por las costuras. Hay que vivir cada minuto de forma consciente, dejar de dejarnos llevar, adueñarnos de nuestra vida sabiendo que pase lo que pase no hay marcha atrás, y disfrutar hasta de las lagrimas.

Siempre digo lo mismo y la verdad es que soy consciente de lo fácil que es tacharlo de utópico, pero no me importa, seguiré diciéndolo una y mil veces más porque sigo creyendo en ello. Hay que dejar de luchar contra lo que no nos gusta y empezar a luchar por lo que queremos. Hay que aceptar que nuestras vidas son insignificantes, “que somos polvo de estrellas, sin más” (Mäbu). Que solo en la tierra somos demasiados como para pensar que somos los únicos que tenemos en nuestra cabeza la verdad…

Hay que jugársela, salir de la zona de confort donde tan ilusoriamente cómodos nos sentimos. Hay que cuidarse, no dejar nunca de aprender, mantener el cuerpo en forma para que nos permita tener la energía suficiente para acompañarnos en esta increíble batalla que es la vida. Y hay que dejar de esconderse, exteriorizar las emociones y gritarlas a los 4 vientos. Olvidarse de los miedos y las vergüenzas, desaprender. La vida es un regalo que puede terminar en cualquier momento y es muy poco lo que podemos decidir… ¡hagámoslo! Vivamos nuestra propia vida dejando de anhelar lo que no podemos tener (sin saber siquiera si lo queremos) y dedicando toda la energía a perseguir lo que queremos… aunque nadie nos entienda 🙂

Feliz 2012 a todos. Un año que para muchos tiene muy mala pinta y que yo tengo unas ganas increíbles de estrenar. Parece que es por llevar la contraria o por parecer algo o por joder, pero no. Como dice Vetusta Morla “no es por maldad, lo juro, es que me divierte el juego”.

Solo os deseo una cosa. Divertiros, disfrutar de cada segundo que pase y no tiréis nunca la toalla. Lo importante no es lo que consigas sino ser partícipe y culpable de ello. Lo gratis, como su propio nombre indica, no vale nada…

Anuncios

Acerca de Enadan

http://about.me/enadan
Esta entrada fue publicada en Desde dentro, Dia a dia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Bye bye 2011…

  1. Pingback: Ya no queda nada | Seas quien seas eres quien eres…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s