Solo intentaba no perderme nada…

…y al final me perdí yo

Y es que no se puede estar a todo y a todas horas sin un poquito de orden de por medio. Y no es la primera vez que me pasa ni será la última. Si, lo sé, soy un culo inquieto y "ligeramente" desorganizado, y aún sabiendo decir NO, la verdad es que no suelo hacerlo porque me encanta meterme en mil fregaos.
El problema es que al final cuando miras a tu alrededor solo ves inercia. Cuando miras al cielo a ver donde estaba el Norte… ¿dónde estaba? Juraría que era por allí pero no consigo verlo bien. Más o menos creo que debería ser… 
No es que se vaya la pinza y me ponga a desfasar o pensar tonterías. Ni estoy "depre" ni cabreado con el mundo ni nada parecido, es algo mucho más sutil. Es ese "más o menos creo que debería ser…", esa pequeña duda. Después de llevar varios años aprendiendo a conocerme sé de sobra lo que me gusta y lo que no, lo que me hace feliz, lo que odio y lo que ni me va ni me viene. Pero claro, cuando no tienes tiempo ni para preguntarte a ti mismo que tal te va la vida tu escala de valores pierde su sentido. Si me sintiera mal me daría cuenta fácilmente, pero claro, cuando no estas mal del todo a veces se te olvida que puedes estar mejor, mucho mejor, y que además solo depende de ti.
Si, solo depende de mi. Solo tengo que pararme a pensar un poco, relajarme, y de repente las cosas que echo de menos empiezan a aparecer en mi cabeza. ¿Cuándo fue la última vez que salí a patinar con el long? ¿Hace cuánto no me doy un homenaje y salgo por el pueblo a comprar lo que se me antoje cenar? Escuchar música tirado en el sofa con los ojos cerrados y no en el coche de camino a algún sitio, entrenar un poco en casa pensando que así cuando llegue el veranito estaré en forma para surfea (normalmente con algún video de surf en la tele para motivarme un poquito, jejeje).Y tener la casa medio decente, que si, jode, pero al menos a mi me jode mucho más tenerla manga por hombro (odio esas cosas que joden pero en el fondo se agradecen, que difíciles son de detectar y que fácil ignorarlas). Ir al algún concierto, salir a hacer fotos y tirarme luego horas y horas jugando con ellas con el Lightroom, ponerme a leer y cepillarme medio libro hasta terminar agotado por las mil historias que aparecen siempre en mi cabeza… 
La verdad es que creo que son esos pequeños detalles los que marcan la diferencia entre "no me puedo quejar" y "¡estoy de puta madre!". Y lo peor de todo es que además el esfuerzo que hay que hacer para pasar de uno a otro es mínimo. Solo tengo que pararme a pensar en ello… Si si, una vez que me doy cuenta todo parece bastante sencillo. En el fondo lo difícil no es hacerlo, lo complicado es darse cuenta de que no lo estás haciendo. Al principio siempre hay que hacer un pequeño esfuerzo, pero luego todo empieza a funcionar de forma casi independiente y a encajar a la perfección…
Y hace un par de días, mítico domingo de sofá después de una semana durilla y un finde bastante fiestero, me paré a pensar. Y me pregunté a mi mismo qué tal me iba la vida y no me iba mal. No me va mal, no me va mal, ¡no puede ser! ¿Cuando dejó de irme genial? A ver a ver, déjame que me relaje un momento porque aquí hay algo que no mola…
Y han pasado ya un par de días y parece que la maquinaria ha empezado a funcionar. Al principio me costó un poco pero parece que la cosa va cogiendo inercia. Uhmmm, ¿y no trataba yo de huir de ella? Bueno, quería decir de "esa inercia", esa que me impide ser yo y disfrutar la vida cada segundo como si no hubiera un mañana… Es curioso, pero si, creo que las personas cogemos inercia cuando se refiere a estados emocionales. Si no te paras a pensar cuando te quieres dar cuenta llevas una temporada cada vez más quejica, o más jodido, o cada vez más indiferente…
Por suerte también funciona con la felicidad, con el amor, con la suerte… solo tienes que aprender a conocerte y pararte a pensar de cuando en vez ¿qué tal me va la vida? 
Pues mira, no me iba mal, pero ahora mismo no voy a engañarte, ¡me va muy bien!
…y a ti, ¿cómo te va la vida?
Anuncios

Acerca de Enadan

http://about.me/enadan
Esta entrada fue publicada en Dia a dia. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Solo intentaba no perderme nada…

  1. Luis dijo:

    Muy buenas caballero.Como de costumbre, tus palabras me hacen pensar. Acerca del significado de las cosas. Y cuando ese significado se pierde. Soy una persona muy reflexiva. Podríamos decir que tengo el empeño de intentar entender la vida, entenderme a mi mismo. Como encaja, como encajo en ella. Y me gusta estar presente en las cosas que pasan por mi vida, no ir en piloto automático.Sin embargo, me ocurre (como supongo que a todos) que las circunstancias de la vida, la rutina, las prisas, las presiones, el stress… Ayudan a tener la cabeza en otro sitio diferente de donde estamos. Seguimos yendo a tomar cañas con los amigos, pero en realidad tenemos la cabeza en el trabajo, en el fin de semana, en uestros problemas, en otro sitio. Y no disfrutamos de lo que hacemos. Las cosas pierden su sentido y su significado. Y lo mismo podríamos hacer lo que hacemos que hacer otras cosas. Es el comienzo de una vertiginosa cuesta abajo.El único remedio que conozco es parar. Darte cuenta de que estás perdiendo el control. Respirar. Mirar alrededor. Y volver a vivir en el presente. Poner la vida en las cosas que haces.Muchas gracias una vez más.

  2. Daniel dijo:

    Gracias a ti por el comentarioLa verdad es que si, que como no estés un poco atento cuando te quieres dar cuenta ya está ahí el piloto automático… que incansable es el jodio!!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s