Life is as easy as you want it to be…

A veces me siento un poco “bicho raro”. Estos últimos años
he aprendido a ver la vida a mi manera y la verdad es que no se parece
demasiado a como la ven los demás. Por suerte eso es algo que ha dejado de
importarme. Mientras siga pensando que tengo razón y siga sintiéndome como me
siento todo está en su sitio…

No existen las verdades absolutas ni hay reglas estrictas
para conseguir la felicidad. Y ni siquiera este es el objetivo de todo el
mundo. Hay gente que busca la fama, la riqueza, el reconocimiento, la
excelencia, la adrenalina, la tranquilidad, la estabilidad, el cambio, el amor…
pero conseguir todo esto no tiene por qué estar directamente unido con una
recompensa. Como mínimo dependerá de quién y a que precio se consiga…

Creo que el problema no es conseguir lo que buscamos si no
acertar con el objetivo de la búsqueda. Y lo que es más difícil todavía, ser
conscientes de que, aun sabiendo lo que buscamos, no hay reglas escritas sobre si
lo encontraremos o no, ni sobre las veces que pensaremos haberlo encontrado. En el fondo, tal y como yo lo veo, lo importante no es
encontrar lo que buscamos. Lo importante es buscar lo que queremos. Por eso
creo que lo primero que hay que hacer es buscarse a uno mismo. Pero no una búsqueda
racional, hace falta algo más profundo, una búsqueda emocional…

Por un lado están los recuerdos. No podemos vivir del recuerdo
ni vivir sin recordar, pero no podemos olvidar que los recuerdos no son del
todo reales. Podemos recordar una caricia como algo increíble o como algo
asqueroso en función del contexto en que se produjo, pero una vez almacenado,
aunque cambiemos nuestra forma de ver el mundo (y esto es algo inevitable), no
podemos cambiar nuestros recuerdos…

Por otro lado tenemos al futuro. Algo que por mucho que
queramos es imposible de predecir y cuyas predicciones, que hacemos a diario de
forma inevitable, están totalmente condicionadas por el pasado. No podemos
evitar pensar que la probabilidad de que algo suceda es mayor cuanto mayor sea
el recuerdo de algo similar. Es un mecanismo de defensa sin el que no podríamos
sobrevivir (o al menos, sin el que no podríamos haber llegado tan lejos), pero esto
también es una limitación que hace que nos perdamos muchas cosas… 

No, la vida no es perfecta, pero puede ser algo increíble. Que
alguien nos mienta una vez (por poner un ejemplo) por mucho que nos duela, no
puede hacer que desconfiemos de todo el mundo de por vida. No debemos olvidar
limpiar de prejuicios el baúl de los recueros. Y no nos engañemos, si miramos
un poquito en nuestro interior, en ocasiones habríamos preferido una mentira…
sobre todo cuando la verdad no es lo que nos gustaría que fuera. No somos justos aplicando patrones. Lo que en ocasiones nos puede hacer reir en otras nos hace llorar, y por mucho que queramos no está en nuestra mano decidir cómo y cuándo tiene que suceder todo. Y además, ni aun siendo esto posible acertaríamos, ya que hasta que no suceden las cosas no podemos saber si nos han gustado o no…

Nos gusta el amor hasta que nos hace daño, la verdad cuando
coincide con los sueños, la mentira cuando nos evita sufrir… pero en el fondo
es muy poquito lo que podemos cambiar, lo que podemos decidir. Creo que lo
mejor es dejar de pelear contra todo lo que no está a nuestro alcance y aprender
a conocernos. Saber lo que nos gusta y lo que nos duele, observarnos más y
pensar menos, dejarnos llevar… Olvidarnos de todos los prejuicios sociales sin olvidar que
vivimos en una sociedad. Vivir para los demás sin dejar de pensar en ti…

Ayer alguien me hizo pensar si sería capaz de explicar mi forma de ver la vida, lo que siento, con pablaras… y sinceramente no lo creo. No es tan fácil de ordenar ni de saber si es o no cierto cuando nunca dejas de cambiar… Muchas gracias por todo, por hacerme sonreir y por hacerme pensar…

Life is as easy as you want it to be, but not perfect…

Anuncios

Acerca de Enadan

http://about.me/enadan
Esta entrada fue publicada en Desde dentro. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Life is as easy as you want it to be…

  1. Luis dijo:

    Recuerdo la inscripción que había detrás del Auryn: "Haz lo que quieras". En un comienzo Bastian pensó que consistía en hacer lo que le diera la gana. Luego con el tiempo acaba descubriendo que en realidad consiste en intentar llevar a cabo tus auténticos deseos más profundos. Y que hay pocas cosas más difíciles.En general somos víctimas de nuestra incapacidad para comprender lo que nos pasa. Lo mejor y lo peor es que no hay una fórmula ni una receta. Hay ocasiones en las que creo que me comprendo. Y hay un cierto equilibrio en mi vida. Hay ocasiones en las que ese equilibrio se va al peo. Supongo que es un proceso de aprendizaje continuo. Ha pasado mucha mucha gente por la faz de la tierra. Y muchos más inteligentes que yo. La vida no puede ser tan simple como para que la comprenda una mierda de crio de 34 años. De modo que las cosas funcionan así, creo que comprendo algo hasta que algo me tira la torre de naipes. Y la vuelvo a levantar. Y así una vez tras otra… Ad nauseam.En todo caso, siempre es refrescante ver el punto de vista de alguien que es capaz de comprender que duda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s