Intentaré pasarte el balón más bajo a partir de ahora

 
Dos jugadores de un equipo de baloncesto hablaban durante el descanso en los vestuarios…
 
– Tio, espero que no te moleste pero creo que lanzas los pases demasiado altos. Creo que si pasaras el balon un poco más bajo sería más fácil para todos que no perdieramos ningún pase.
– ¿Si? ¿Estas seguro? Vaya, no me había dado cuenta. No te preocupes, intentaré pasarte el balón más bajo a partir de ahora.
 
En ese partido se lesionó el jugador que había pedido los pases más bajos a su compañero. Varios partidos más tarde, y aunque estos dos jugadores no habían vuelto a coincidir sobre la pista, este se acercó a su compañero y le dijo que le había engañado cuando le prometio cambiar su forma de pasar. Le había estado observando desde el banquillo y seguía pasando demasiado alto. Este se le quedó mirando perplejo y tardó unos segundos en contestar…
 
– No te engañé, creo que no me expliqué bién en su momento. Permíteme hacerlo ahora. Has sido el único del equipo que me ha dicho esto y no veo que el resto de compañeros tenga problemas al recibir mis pases. Y hemos ganado casi todos los partidos desde que estoy en el equipo. No te engañé, simplemente estoy esperando a que puedas volver a jugar para cumplir mi promesa, intentaré pasarte el balón más bajo a partir de ahora…
Anuncios

Acerca de Enadan

http://about.me/enadan
Esta entrada fue publicada en Historias Zen. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s