Just perfect

Un día raro… demasiada rutina…

Trabajo, gimnasio… demasiada gente…

No hay agua caliente… ducha rápida y a casa…

No puede ser, ¿qué está pasando? Tengo que hacer algo, no puede acabar así. ¿Un baño? Creo que haces años que no me doy un baño solo en casa…

Llego a casa… tengo muchísima hambre. Ceno un poco y vacío la mochila del gimnasio…

Pongo el calefactor del baño y empiezo a llenar la bañera con agua templada…

Destiendo, pongo una lavadora y empiezo a preparar la sesión…

Música Zen de fondo, agua, olas…

4 velas serán suficientes. Cada una de un color, cada una un olor, todo es perfecto…

Me quito la ropa. Solo me roza el aire, nada acaricia mi piel… Cierro el grifo.

Me meto dentro del agua… me encanta. Poco a poco voy sintiendo como el agua va tapando cada poro de mi piel… la diferencia de temperatura…

La espuma no deja de sonar y a pesar de ser un sonido monótono encaja perfectamente con la música. Poco a poco voy dejando de pensar… es el momento.

Vuelvo a dar el agua pero esta vez al máximo de temperatura, quiero sentir… Poco a poco empiezo a notar como el agua caliente se abre paso hasta llegar a mi límite…

Cierro una vez más el grifo y me sumerjo todo lo que puedo en el agua hirviendo. Poco a poco voy notando como la temperatura del agua se enfría para acercarse a la de mi cuerpo…

Ahora viene lo mejor, tengo que estar preparado, solo dura un momento…

Ya está, es perfecto. No pienso en nada…

Los ojos cerrados. El tacto perfectamente anulado dentro del agua a la temperatura perfecta, a la temperatura de mi piel…

El aroma de las velas es muy intenso ahora. Traspasa incluso la barrera del olfato llegando al gusto. La música suena perfecta…

Se acabó, ya empiezo a sentir el frío. Sabía que no duraría mucho pero ha sido increíble. Todavía no ha terminado…

Quito el tapón y tapo el sumidero con los pies. Dejo escapar el agua poco a poco jugando con la música. Creo que tengo los sentidos activados al 100%…

Levanto poco a poco los pies hasta dejar entrar todo el agua posible por el sumidero. Tapo el agujero de golpe e intento perseguir al agua por las cañerías…

¿De verdad suena tal alto? Es increíble. Lo repito un par de veces, me encanta, nunca lo había hecho…

Cada vez queda menos agua y empiezo a notar un poco más el frío. Puede ser un buen final, no hago nada para remediarlo…

Me quedo quieto hasta que no queda nada de agua. Tengo cada vez más frío y ahora ya solo suena la música. El resto de los ruidos han desaparecido.

Se acabó el juego. Una duchita rápida para quitarme toda la espuma y volver a sentir un poco de calor…

Nunca había hecho esto antes, no así. Ha sido genial…

Ahora a ver la tele un rato o a leer…

Buenas noches mundo…

Anuncios

Acerca de Enadan

http://about.me/enadan
Esta entrada fue publicada en Desde dentro. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Just perfect

  1. Daniel dijo:

    joder macho, por un momento parecia una novela erotica

  2. Daniel dijo:

    Jeje, sip, yo tambien lo pense mientras lo escribia pero no queria cambiar nada porque fue asi como lo senti… fue algo raro pero divertidisimo, muy sensorial. No era mi intencion pero bueno, quizas en el fonfo tenga algo de cierto…
     
    Por cierto… ¿quien eres?

  3. Daniel dijo:

     
    Jeje, ya se quien eres, es que no lo veia por ningun sitio 🙂
     
    ¿Que tal todo? Se que suena a topico pero… para cuando unas cañitas? A ver si nos vemos por el messenger aunque ando algo liadin de curro…
     
    Un abrazo

  4. Carolina dijo:

    Qué envidia!!!Necesito un de esos.Besillo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s