Una vez mas

 
Tantos recuerdos y tantos momentos inolvidables… sabia que esta vez no podia ser diferente. Solos los dos rodeados de gente. Tu y yo, una lucha a muerte.
 
Me quedo mirandote una vez mas pero esta vez no solo te observo. Tengo que conocerte mejor, solo asi podre vencerte. Te conozco casi desde el dia que naci, aunque nos separamos muy pronto y ahora solo podemos vernos un par de veces al año. La distancia hace que nuestra relacion sea mas dificil pero no hay nada imposible.
 
Basta ya de teorias, llego el momento. Tu no quieres dejarme entrar y yo no puedo pensar en otra cosa. Busco atajos, me los cortas. Enfrentamientos directos, varios pasos adelante y alguno en falso, retrocedo, vuelvo a la carga y consigo avanzar.
 
Empezamos a conocernos mejor y la batalla se transforma en juego. No eran obstaculos, simplemente reglas. No se puede jugar sin ellas. No querias evitar que entrara dentro de ti, tan solo me enseñabas lo que eres capaz de hacer. No te tengo miedo pero te respeto. Empezamos a conocernos y parece que vamos a llevamos bien.
 
Un dia me levanto y al acercarme a ti parece que has muerto, casi ni se te nota respirar. De repente te enfureces y muestras toda tu rabia, que divertido, llego el momento. Comienza el juego.
 
Empiezo a entrar poco a poco dentro de ti, me cuesta. Al final lo consigo. Me dejas descansar un rato sentado en tus rodillas casi sin moverte. Es increible la paz que se respira aqui, justo despues de atravesar el campo de batalla donde jugaremos la partida.
 
Empiezas a hacerme señales, esta bien, estoy preparado. Me tumbo sobre ti esperando el momento adecuado. Ya esta, ya no hay marcha atras, llego el momento. A remar, ya empiezo a notar tu fuerza, ahora todo depende de ti, no me abandones. Me pongo de pie. Si, sigues ahi, todo va bien.
 
Nunca me imagine que estar de pie encima de ti notando como me empujas hacia fuera pudiera hacerme sentir tantas cosas. No me doy cuenta de nada hasta que termina, solo siento cosas, mil sensaciones, es increible.
 
Poco a poco dejas de empujarme, empiezo a hundirme y todo termina. Pero ahora te noto en todo mi cuerpo abrazandome, estoy literalmente dentro de ti. Me encanta, un bonito final para una experiencia increible.
 
No siempre es igual, no siempre me dejas levantarme, no siempre me empujas con la misma fuerza ni me dejas entrar de forma sencilla, pero creo que es eso lo que me ha hecho enamorarme de ti. Lo facil tiene poca recompensa.
 
Como le dije una vez al desierto y tantas veces he pensado con la nieve…
 
Gracias por todo mar, gracias por existir. 
 
Anuncios

Acerca de Enadan

http://about.me/enadan
Esta entrada fue publicada en Desde dentro. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s